La increíble historia del árbol que fue arrestado

En la zona de acantonamiento del ejército de Landi Kotal, en el actual Pakistán, hay un árbol de banyan que se mantiene encadenado al suelo como para evitar que se escape. Una tabla que cuelga de sus ramas lee, en parte: “Estoy bajo arresto.”

La historia cuenta que en 1898, un oficial del ejército británico llamado James Squid, bajo la influencia del alcohol, pensó que el árbol se tambaleaba hacia él. Amenazado por el árbol, el oficial ordenó al sargento del comedor que lo arrestara. El sargento del comedor siguió las órdenes del oficial y encadenó el árbol ofensor. Más de cien años después, el árbol sigue encadenado.

“A través de este acto, los británicos insinuaron básicamente a los miembros de la tribu que si se atrevían a actuar contra el Raj, ellos también serían castigados de manera similar”, dijo un residente del acantonamiento del ejército al Tribune.

el arbol arrestadoLos lugareños sugieren que el árbol cautivo es una alegoría de las leyes draconianas de la Regulación de Crímenes Fronterizos (FCR), promulgadas por los británicos durante la era colonial específicamente con el propósito de contrarrestar la oposición de los pashtunes al dominio británico. La ley permitía al gobierno castigar colectivamente a las tribus o familias por los crímenes cometidos por individuos dentro de estos grupos.

Sorprendentemente, la ley de la FCR sigue vigente en gran medida en las Áreas Tribales de Administración Federal (FATA) del noroeste de Pakistán. La ley niega a los residentes de las FATA el derecho a un juicio justo al negarles el derecho a apelar, el derecho a representación legal y el derecho a presentar pruebas razonadas. La ley establece que los residentes pueden ser arrestados sin especificar el crimen, y el gobierno federal tiene el derecho de confiscar la propiedad privada del acusado. La FCR es básicamente una grave violación de los derechos humanos básicos.

En 2008, el entonces Primer Ministro de Pakistán expresó el deseo de su gobierno de derogar la FCR, pero no se ha avanzado en la derogación del reglamento. Sin embargo, en 2011, la ley de la FCR fue objeto de algunas reformas en las que se introdujeron nuevos conceptos, como la disposición sobre la libertad bajo fianza, la indemnización por falsos procesamientos, la inmunidad de las mujeres, los niños y los ancianos, etc.

 

Speak Your Mind

*